Volcán de Santa Ana “una excelente ruta para el turismo”

Cuando de vivir experiencias extremas al aire libre se trata, no hay mejor opción que visitar el volcán de Santa Ana en El Salvador. País que nunca deja  de sorprender, no solo por las rutas turísticas que ofrece, sino también por otros atractivos. Pues, el país centroamericano es rico desde cualquier punto de vista, siendo el primer ejemplo su gastronomía. Hablamos de deliciosas comidas típicas que deslumbraran tu vista y paladar, ya que no las encontrarás en otros lares.

De forma que te invito a participar en esta lectura, para que amplíes tu visión en cuanto a El Salvador, y sepas porqué debes elegir el país como zona de esparcimiento. Información que mostraremos a continuación en este post.

Volcán de Santa Ana “gran aventura turística”

Una de las bellezas naturales del mundo encuentra su escondite en El Salvador, hablamos del volcán de Santa Ana. Ubicado en el Parque Nacional Los Volcanes, exactamente en el departamento de Santa Ana. Convirtiéndose hasta el momento en una de las mayores atracciones del espacio. Sobre todo para los visitantes extranjeros, quienes por lo general disfrutan del aroma naturalmente oxigenado. Debes saber que esta experiencia requiere de esfuerzo, ya que en el mismo parque encontrarás 3 diferentes zonas volcánicas. Los que podrías llegar a conocer el mismo día, eso sí disfrutas de una excelente condición física.

De ser el caso contrario no te preocupes, puedes visitar un volcán diariamente, permitiéndole a tu cuerpo descansar entre expediciones. Entre todos los volcanes que se pueden observar en El Salvador, Santa Ana es el más visitado por los turistas extranjeros;  información que ha llegado a corroborar la Policía de Turismo. Sus características lo hacen el preferido de lugareños y extranjeros, estos últimos se llevaran los mejores recuerdos del espacio.

Características

Te preguntarás, ¿Qué hace al volcán Santa Ana tan especial? La respuesta, muchas razones, entre ellas su altura, 2.381 metros sobre el nivel del mar. Dime, si no es razón suficiente para preferirlo, desde allí puedes obtener una visión de varios lugares a diferentes ángulos.  Por eso es bastante conveniente llevar una cámara, así podrás captar las mejores imágenes del espacio. Llevándote los mejores recuerdos, disfrutándolos en cualquier momento.

Para llegar hasta la cima del volcán deberás recorrer una trayectoria de 12 kilómetros, tanto de ida como de vuelta. Mientras lo haces podrás escuchar el trinar de las aves, sonidos mágicos que combinan a la perfección con los árboles que rodean el entorno natural.  Cabe destacar que al llegar al volcán de Santa Ana, podrás observar una laguna color turquesa. Un espectáculo total para la visión, y que hace volar la imaginación.

Su color es un símbolo de paz, que obtendrás nada más llegar a la zona, pero no será lo único que verás; pues tanto la cordillera, el lago Coatepeque  como el volcán Izalco, también conocido como el Faro de del Pacifico, serán parte de lo que ofrece la hermosa vista del volcán Santa Ana. Razones suficientes para encarar esta aventura, que no solo oxigenará tu cerebro sino también la visión.

Esta caminata puede ser disfrutada durante toda la semana, así que no te preocupes por el día que eliges para la expedición. Mucho menos por la seguridad, ya que serás acompañado por guías y la Policia  de Turismo, personajes especializados en el recorrido.

Quienes, no solo orientan en el camino a seguir, sino que también orientan en el cumplimiento de las normas. Como lo es no botar basura en el volcán, no fumar y no consumir bebidas alcohólicas. Tampoco está permitido dañar la flora y por supuesto no llevar animales domésticos a las instalaciones.  Son algunas de las orientaciones que suelen realizar los guías y los agentes de la Policía de Turismo.

Recorriendo el volcán Santa Ana

Si buscas realizar una caminata que llene tus pulmones de oxígeno  y al mismo tiempo llene  de disfrute tu día; no lo pienses más y visita el Parque Nacional Los Volcanes, también conocido como Las Brumas. Allí  te enfrentarás con la belleza en su máximo esplendor, a través de una caminata rodeada de bosques enanos o paramos. Simplemente disfrutarás del paisaje natural, hablamos de pastizales y árboles de altura pequeña. Los que contrastan con los gigantescos magueyes, que solo encontraras en Mesoamérica.

Si es cierto que verás imágenes impresionantes, pero la mejor de todas será unas aguas azules burbujeando gracias al calor que  producen sus tierras. Inmediatamente tu imaginación entra en acción, y te encontrarás dentro de un film de acción y suspenso. Déjate lleva por la imaginación y conoce más sobre El Salvador y los beneficios que posee visitarlo.

También tendrás un momento de conocimiento general, donde aprenderás los nombres científicos de plantas como helechos, flores, árboles y bejucos. Mientras te adentras a la zona con vegetación de mayor tamaño, verás que el frío se intensifica. La mayor parte de las especies que coronan el bosque pertenecen a las bromelias y orquídeas.

¿Qué más ver en el volcán Santa Ana?

La mejor parte de la travesía se encuentra al observar los arboles enamorados, los cuales crecieron de forma separada, pero con el tiempo sus troncos se unieron. Otra especie arbórea que rodea el lugar es el bejuco de hierro, nombre que recibe a raíz de su tiempo de vida. Periodo que corresponde a los 30 años, sin embargo, eso no es todo. También podrás ver el famoso culebro, un árbol que a través de su forma da la idea de varias serpientes enrolladas.

Mientras realizas esta travesía, no solo serás participe de respirar aire totalmente puro. Sino que también percibirás un olor particular a café, ¿de dónde sale el aroma? Sencillo, el mismo proviene de La Cooperativa Cuzcachapa. Lugar encargado de procesar el café, de allí es exportado hacía otros lugares del mundo. Si es de tu gusto, puedes pedir una visita guiada a la cooperativa; una vez allí conocerás como se procesa el café en polvo y el café uva.

Al encontrarse en una zona natural, la cooperativa lleva a cabo sus actividades respetando el medio ambiente. De manera que colaboran con la conservación de la fauna silvestre y los bosques que rodean el espacio. Como puedes notar, hay mucho que ver y hacer en el volcán Santa Ana, así que no dejes de visitarlo.

¿Qué comer en el Volcán Santa Ana?

Si te preocupa la alimentación a la hora de visitar el volcán, puedes ir dejando este punto de lado. Puesto que el lado fuerte de realizar la visita es su gastronomía, en el Parque Nacional Los Volcanes encontrarás una cafetería. La misma ofrece una gran variedad de aperitivos que puedes consumir. Encontrando desde comidas rápidas hasta algunos platillos típicos del lugar. Pero, si esta idea no te apetece, puedes realizar un lindo picnic, ya que en los alrededores encontrarás áreas destinadas para esta actividad.

Así como también encontrarás una zona de juegos, ideada especialmente para los más pequeños de la casa.  Eso si decides ir acompañado de toda la familia. Cómo ves, el Parque Nacional Los Volcanes tiene todas las expectativas cubiertas.

Alojamiento

Además, si deseas permanecer más de un día, puedes pernoctar en los lindos chalets que se encuentran cercanos al espacio. Los cuales son ideales para aquellos que deseen conocer más a fondo los espacios turísticos del parque.

Con esto presentamos opciones para todos los gustos, desde una visita corta, con la que conocerás brevemente el volcán Santa Ana y las adyacencias del parque; hasta una más larga y detallada que durará unos pocos días. La cual a la larga proporcionará el disfrute y relajación que buscas.

Seguridad

Todos los lugares turísticos de El Salvador piensan en la seguridad de sus visitantes, tanto de los lugareños como de los extranjeros. Es por ello que ponen a la disposición de los turistas los agentes de seguridad y los guías turísticos. Quienes no solo orientan en el camino a seguir, sino que también hacen cumplir las normas.

Como lo es no botar basura en el volcán, no fumar y no consumir bebidas alcohólicas. Tampoco está permitido dañar la flora y por supuesto no llevar animales domésticos a las instalaciones.  Son algunas de las orientaciones que suelen realizar los guías y los agentes de la Policía de Turismo.

Cómo llegar al volcán Santa Ana

Existe una variedad de opciones para llegar al Parque Nacional Los Volcanes, la primera es llegar en bus. Opción que generalmente se toma en cuenta si deseas conocer a profundidad los alrededores de la zona. Para mi es la mejor, ya que estamos de paseo, así no solo conoceremos el parque, sino también otros espacios.

Si decides tomarme la palabra, solo llegas a la ruta 201, donde tomarás el bus San Salvador – Santa Ana. El pasaje no es elevado, cualquiera lo puede costear; otra opción que puedes conseguir es la ruta 248, hablamos del bus Santa Ana – Cerro Verde. Hay muchos buses, así que no tendrás que esperar mucho, todos ellos provienen de la terminal La Vencedora.

Por otro lado, si decides llegar al Parque Nacional Los Volcanes vía carretera, también puedes hacerlo. Su acceso es fácil de realizar a través de 2 vías, por la carretera a Santa Ana o por la carretera a Sonsonate. Simplemente debes tomar la carretera a Cerro Verde, luego entras en desvío a Casa de Cristal, en el camino verás algunos avisos que te dirigirán a tu destino. No te pierdas la experiencia inigualable que resulta visitar este parque.   

¿Por qué visitar El Salvador?

De seguro, has de tener una gran lista de lugares interesantes que visitar en épocas vacacionales. Por si no has incluido en ella a El Salvador, te recomiendo que lo hagas, te preguntarás ¿Por qué? Y es que sus tradiciones lo hacen un país digno de visitar. Hablamos de deliciosos platillos, paisajes impresionantes, hermosas vistas, entretenimiento al máximo, qué más podemos pedir.

Sin embargo, esto es solo el comienzo de lo que se avecina cuando pisas tierras salvadoreñas. Lugar totalmente costero, que ofrece un gran menú en cuanto a las bebidas típicas de la región. Una de las más famosas es el chilate, preparación que se sirve caliente, especial para época fría y que puedes acompañar con los dulces típicos de El Salvador. Son una delicia, entre ellos recomiendo los nuegados o dulce de plátano, la mejor combinación. 

Si necesitas más razones para visitar El Salvador, déjame decirte que sus paisajes naturales son hermosos. Puedes darte una pasada por sus parques nacionales, uno de ellos es el imposible; otros lugares que no te debes perder cuando estés allí son sus bosques, playas, lagos y lagunas.

Espacios estrictamente destinados para el entretenimiento y esparcimiento, donde incluiremos al volcán de Santa Ana. Zona ideal para los amantes de la naturaleza, razón suficiente para continuar la lectura y conocer más del lugar. No pierdas la oportunidad de conocer generosos espacios naturales y descanso extremo.

¿Por qué hay volcanes en El Salvador?

A pesar de ser el país más pequeño de Centroamérica, El Salvador contiene en su territorio una cantidad de 170 volcanes. Lo que resulta a los ojos de algunos algo peligroso, lo que no está nada lejos de la realidad. Sin embargo, solo 14 de ellos se encuentran activos, mientras que otros 6 son constantemente vigilados, ante posibles erupciones. De acuerdo con información  suministrada por el “Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales”; los volcanes de El Salvador surgen a raíz de su ubicación cercana a dos placas tectónicas.

Hablamos de la placa tectónica de Cocos, ubicada a tan solo 50 kilómetros de las costas salvadoreñas. La misma choca con la placa tectónica del Caribe, ocasionando la formación de diferentes volcanes. Lo que define el hecho de que existan tantos de ellos en el espacio salvadoreño. De acuerdo con los especialistas, los volcanes formados a raíz de estos choques nacieron hace 10 mil años. Ellos pueden ser divididos en dos, poligenéticos y monogenéticos; el primero producido después de varias erupciones, como es el caso del volcán Santa Ana.

Por su parte, los monogenéticos son generados a raíz de una sola erupción, ejemplo fiel de ello son El Playoncito, El Picacho, El Jabalí y El Boquerón. Zonas que resultan ser de interés turístico para muchos extranjeros, ya que son visitados continuamente. Lo que se ha podido constatar con el aumento en la afluencia de visitantes en los diferentes sectores del país.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *